Para controlar y monitorizar profesionalmente un proyecto, es recomendable separar la gestión en dos niveles complementarios. Los gestores deben controlar el proyecto al nivel de paquetes de trabajo. Los miembros del equipo deben controlar el proyecto al nivel de las tareas. PMPeople permite gestionar paquetes de trabajo y tareas directamente. Ahora también permite integrar la información de las tareas en Asana.